Senda de Valpalomero - Miradores de El Pardo

Distancia: 4,9 km.
Tipo de ruta: Circular
Desnivel: 95 m.
Duración:
1:15 horas
Dificultad:
Media (algunas partes con terreno irregular)

Naturaleza
Naturaleza
hicking
A pie
family3
Familiar
Vista panorámica
Vista panorámica
Senda Valpalomero

Observaciones: 

Ruta fácil, aunque de terreno irregular en algunos tramos, bien señalizada, que discurre entre encinas, pinos y jaras. Ideal para realizar en cualquier época del año, si bien en otoño podremos disfrutar de las encinas cargadas de bellotas y en primavera las jaras se encontrarán en flor.

Jara en flor

La ruta discurre, principalmente, por crestas de pequeñas montañas lo que hace que disfrutemos de vistas panorámicas durante gran parte del recorrido.

Cabe destacar que existe un tramo en el que se deberá caminar con precaución y otro «peligroso» si se va con niños o si la ruta la realizan personas con dificultad para la movilidad. El primero de ellos, al continuar la ruta pasando los miradores de Valpalomero, es un camino estrecho en ligero descenso con terreno irregular debido a una torrentera que hará, que el tramo de unos 50 metros, sea un poco complicado pero no peligroso; mientras que el segundo, finalizando la ruta junto al mirador de la Quinta, son unas escaleras donde no resulta complicado resbalarse y caer. Sin embargo, este tramo es fácilmente salvable continuando el camino de la tapia de la Quinta, en lugar de desviarnos por las escaleras.

Señal Senda Valpalomero

Señal Senda Valpalomero

Se recomienda seguir la ruta en el sentido de las agujas del reloj, ya que la señalización está dispuesta para que sea visible en dicho sentido.

Aparcamiento:

Existen dos aparcamientos en la ruta (Valpalomero y la Quinta) y desde cualquiera de ellos podremos comenzar y finalizar la ruta.

KM 0. Salida

La ruta comienza en el área recreativa de la Quinta donde podremos estacionar nuestro vehículo. En el punto de partida encontraremos dos carteles que nos informarán de lo que nos podremos encontrar en el camino. 

Bellotas verdes a finales del verano

En el primero de ellos encontraremos un mapa de la ruta con puntos de interés que nos encontraremos por el camino, tales como aparcamientos, miradores, fuentes, cerros y hasta un nido de ametralladoras de la guerra civil. Mientras, en el segundo cartel, se explica la vegetación mayor que podremos encontrar, compuesta por encinas, enebros, sauces, fresnos y alcornoques.

Desde el cartel tomaremos el camino señalizado con franjas amarillas que nos llevará por una estrecha senda entre encinas por un camino llano en ligero descenso. En el recorrido deberemos sortear dos pequeñas torrenteras.

KM 0,9. Desvío. Comienzo subida.

Antes de llegar al puente ferroviario de la carretera de la Quinta, nos desviaremos a la derecha en la señalización que indica que llevamos recorridos 858 metros. 

Tomamos a continuación un sendero que nos llevará en pendiente entre jaras. El terreno aquí comenzará a hacerse irregular. Tal y como vayamos subiendo, comenzará la mejor parte del recorrido, ya que caminaremos por la cresta de una montaña dejando a ambos lados vistas panorámicas.

Además, por el camino encontraremos miradores donde parar, respirar y contemplar el paisaje desde varios bancos acondicionados en la ruta.

KM 1,7. Nido de ametralladoras de la Guerra Civil

Llegamos a esta altura al nido de ametralladoras de la guerra civil. O al menos, a lo que queda del mismo. En este lugar encontraremos unas magníficas vistas (hoy tapadas por varios árboles) del curso del río Manzanares

Durante la guerra civil, y aprovechando la ventaja de esta cima dominante, se situó la línea defensiva republicana.

KM 2. Área recreativa Valpalomero / Fuente

Continuando el sendero, llegamos al cerro de Valpalomero con su área recreativa. Aquí podremos hacer una parada y, si venimos preparados, sentarnos en sus mesas y degustar una comida campera.

Fuente de Valpalomero

También aquí podremos reponer líquidos. La fuente de piedra Valpalomero se encuentra en el área recreativa junto a unos carteles que señalizan la ruta.

KM 2,2. Miradores de Valpalomero 1 y 2

En el cerro de Valpalomero también nos encontraremos los miradores 1 y 2. Construidos en madera, disponen de varios carteles con foto del paisaje y puntos de interés marcados para identificar las cimas de la sierra madrileña que se observan a varios kilómetros de distancia.

Junto a uno de los miradores, deberemos retomar el sendero para continuar la ruta. Hemos de tener cuidado, ya que la señalización en este punto está deteriorada y podemos no encontrar la desviación.

Aquí, durante unos 50 metros, el camino se hará complicado al haber erosionado las lluvias el terreno por donde discurre la ruta.

KM 3,5. Aparcamiento de Valpalomero

Continuaremos bajando desde los miradores y volvemos a adentrarnos en el encinar para llegar al aparcamiento de Valpalomero.

No es esta la ruta más corta para llegar del aparcamiento al cerro de Valpalomero, ya que la ruta nos desvía por caminos por los que disfrutar de esta experiencia.

Aprovechando el aparcamiento y que la ruta es circular, podremos optar por iniciar y finalizar la ruta en este punto.

KM 4,1. Tapia de la Quinta

Desde el aparcamiento de Valpalomero tomamos el camino que sube y llegaremos a la Quinta del Duque de Arco. O al menos a la tapia, ya que el acceso secundario que encontramos se encuentra cerrado.

Asomándonos a la verja observaremos el campo de olivos que se encuentra en la parte superior de la finca.

KM 4,5. Mirador de la Quinta

Continuamos la ruta siguiendo la tapia y llegamos a un cruce de caminos. Tomando el de la derecha seguimos la senda y llegamos a unos pinos desde donde se divisa la ciudad de Madrid. Las vistas son mágicas, pero el descenso que nos espera, complicado.

Bajada por escaleras

ATENCIÓN: Si no te sientes seguro bajando por las escaleras, retrocede hasta el cruce de caminos y sigue la tapia. Una vez abajo, gira a la derecha y encontrarás de nuevo el camino.

KM 4,8. Llegada / Restaurante La Quinta

Una vez finalizado el descenso, llegamos al final de nuestra ruta.

Aquí, además del área recreativa, encontramos el restaurante La Quinta, con su gran terraza en la que podremos sentarnos y hablar de la experiencia vivida en el camino.

EXTRA: QUINTA DEL DUQUE DE ARCO

La ruta finaliza a las puertas de la Quinta del Duque de Arco, por lo que se hace obligada la visita a sus jardines. El acceso es gratuito.

El palacio de la Quinta (no visitable) fue ordenado construir por el Duque de Arco en 1.717. El diseño del jardín de Claude Truchet, sigue la influencia francesa de Felipe V, y cuenta con rasgos españoles e italianos, terrazas, esculturas y estanques. Asimismo, grandes coníferas plantadas con posterioridad, llaman poderosamente la atención.

MAPA

Powered by Wikiloc